Conexiones

Un blusero más en esta selva de cemento… llamada Santiago de Chile.

El Legado Educacional de Piñera: Mucho Ruido y Pocas Nueces

2 comentarios

A horas del término del Gobierno de Sebastián Piñera, es el instante preciso para ver en concreto y precisión los avances y retrocesos alcanzados por esta administración en materia educativa, el cual sin lugar a dudas, se transformó en el gran dolor de cabeza no solo para el gobierno, sino que también para la clase política chilena. Es fundamental precisar los hechos objetivos plasmados de su programa de gobierno (la promesa de campaña) y la realidad alcanzada. Claramente, que hubo discursos, grandes cifras y nombres, pero mucho de lo que sucede en el diario vivir de millones de niños y niñas, en las aulas del país, sigue siendo casi igual como hace 4 años atrás.

A la luz de lo anterior, lo primera que ha que hay que señalar, es que ninguna medida en el programa de gobierno, está enfocada a procesos educativos y transformación socioeducacional. Se remiten a medidas de gestión y de optimización de recursos financieros. Más allá de eso, que ha sido constante en los gobiernos desde 1990 hasta hoy, veamos brevemente que pasó con estas promesas:

a)    Duplicar la subvención escolar: Claramente, y a todas luces, una promesa que no se cumplió en estos cuatro años. Más allá del debate en 2013 del adelantamiento de la SEP (Subvención Escolar Preferencial), la subvención normal subió muy poco en estos años. Por ejemplo, en 2010 la subvención promedio entre 1º a 8º Básico, fue de 50 mil pesos, y en 2013 era de 58 mil pesos. Mismo caso para Ed. Media, Técnicos y Ed. Especial.

b)    Crear una nueva carrera docente: Sin lugar a dudas, uno de los proyectos de ley más polémicos en Educación en los últimos años. Enfocado principalmente al sector municipal, aunque también toca al particular subvencionado, tiene por principales elementos los aumentos de remuneraciones y los procedimientos de selección de docentes en las escuelas y colegios municipales, con exigencias por desempeño a los docentes de dichos planteles, pero que dista mucho de ser un proyecto estrella o que sea exigente en calidad al cuerpo de profesores de Chile, tanto el actual como el venidero.

c)    Creación de Corporaciones de Educación de Calidad a nivel Comunal: Sin lugar a dudas, inexistente en la actualidad. La calidad educativa y la matrícula de la educación pública en el país son cada vez peores, tanto en pruebas internacionales, como en tasas de matrícula comparativa (1990: 75%; 2013:30%, Fuente: Fundación SOL).

d)    Reforma a Educación Superior que flexibilice las trabas burocráticas, de tal forma que mejore lo académico, económico y administrativo, para que sean competitivas. Acceso a mayores recursos: Acá el escenario fue sumamente complejo. Por un lado las movilizaciones de 2011 y 2012 que cambiaron la realidad política de Chile, por otro lado el CRUCH (Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas) y por otro MINEDUC. El tema del lucro en las universidad, el caso de U. del Mar, Uniacc, Pedro de Valdivia, entre otras, hicieron cambiar todo. Incluso, con un paseo de ministros en la cartera, desde Joaquín Lavín hasta Carolina Schmidt. Fue el ojo del huracán y el foco de muchos problemas, incluyendo el Ranking de Notas, gallito ganado por el CRUCH en 2013. En la práctica, pocas cosas cambiaron, sigue inalterado el AFI (Aporte Fiscal Indirecto, en función de resultados de PSU) y con poco financiamiento las universidades tradicionales, en desmedro de las privadas. Para que decir Ciencia y Tecnología, cifras de inversión paupérrimas.

e)    Perfeccionar la Institucionalidad de Educación Superior: Acá los cambios vinieron por reacción de los hechos más que por iniciativa del ejecutivo. Se envía el proyecto que crea la “Superintendencia de Educación Superior”, además del “Nuevo Sistema de Acreditación Superior”, “Nuevo Sistema de Financiamiento para la Educación Superior”, entre otras iniciativas. (Fuente: Educación 2020)

f)     Fortalecer y Perfeccionar el Sistema de Financiamiento Compartido: Sin lugar a dudas, un sector defendido completamente por el gobierno, bajo el alero de la “libertad de enseñanza” en Chile. Se reguló el sistema de financiamiento compartido, se enviaron proyectos para regular la creación de jardines infantiles y escuelas, pero sigue existiendo el lucro en el mundo escolar, y con resultados escolares bajos para la inversión existente. Además, con altos índices de segregación escolar. (Fuente: Fundación Maule Scholar)

g)    Aumentar la subvención especial de ruralidad: Como consecuencia de los aumentos presupuestarios de cada año, sin duda que hubo un aumento de la subvención especial para el sector educacional rural, pero lejos de lo necesario para su desarrollo integral.

h)    Implementar seguro de cesantía en Educación Superior: No se realizó, ya que fueron otras las prioridades desde 2011, con el movimiento estudiantil.

En resumen, y más allá de medidas como el Kínder Obligatorio (Que incluso, puede ser contraproducente), las Escuelas Bicentenarios (Una medida parche, que solo aumenta la segregación escolar) y la Agencia de Calidad (Que debería ir más allá del SIMCE y otras pruebas estandarizadas), el gobierno saliente deja muchas dudas y sinsabores en materia educacional. Esperemos que el próximo, tenga la virtud de poner el acento en lo realmente importante, las familias, los estudiantes y los profesores de Chile.

Anuncios

Autor: Carlos Ruz F.

Matemático UC. Profesor de Matemática e Incipiente Investigador en Educación. Coordinador General de Fundación Maule Scholar. Columnista en EduGlobal, El Quinto Poder y El Mostrador. Gestor en Resultados de Aprendizaje Activo. Áreas de Interés: Segregación, Mejora Escolar, Inclusión Educativa, Políticas Públicas, etc.

2 pensamientos en “El Legado Educacional de Piñera: Mucho Ruido y Pocas Nueces

  1. Buenas noches, me es interesante su análisis, he visitado muchas veces su hermoso país y al compararlo con el mío resulta tener muchas ventajas en materia educativa que el mio en ciertas modalidades y viceversa, estuve muy atenta a todas las protestas estudiantiles que se llevaron a cabo esperando con ansias encontrar el resultado que buscaban los jóvenes, una lucha que en mi país no existe por parte de la juventud. Me gustaría compartirle uno de mis trabajos que le pueden ver un panorama más comparativo entre Chile y México, ya que cada quien escribe desde su trinchera y muchas veces no comparamos para poder valorar lo que se tiene o no. Actualmente vivo en el sureste de México en el estado de Quintana Roo y me dedico a la docencia desde hace 20 años. Sería un placer con usted poder compartir puntos de vista. ¿A dónde le puedo hacer llegar uno de mis documentos? Si es que le interesase. Gracias. Antropóloga con maestría en Pedagogía Isabel Rodríguez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s