Conexiones

Un blusero más en esta selva de cemento… llamada Santiago de Chile.

27 de Febrero de 2010: El año que perdimos la inocencia

Deja un comentario

Han pasado 3 años desde aquel fatídico día 27 de Febrero de 2010 a las 03.34 am hora local, en el cual un Terremoto de M 8,8 asoló a las costas de Chile con epicentro en Cobquecura ( VIII Región) (http://neic.usgs.gov/neis/eq_depot/2010/eq_100227_tfan/neic_tfan_esp.html ), afectando desde Valparaiso a la Araucanía, en una extensión de mas de 500 km, causando más de 500.000 casas destruídas, dejando a más de 2 millones de damnificados, y generando daños por más de 30 mil millones de dólares. Este evento, se percibió en Bolivia, Argentina, Brasil e incluso Uruguay. Afectó a más del 80% de la población de Chile. Daño industrias, edificios, casas, y construcciones. Cambió al país como jamás se había pensado.

Esa madrugada, me encontraba en Santiago, y estaba terminando mis vacaciones, hablando con una amiga, y esperando las horas para viajar a Curicó ( VII Region del Maule) a celebrar el cumpleaños de mi sobrino menor. Sin embargo, todo cambió esa madrugada.

En las siguientes lineas, quiero narrar el primer día vivido por mi en esa tragedia, en la cual sentí como jamas en vi existencia, que mis amigos y familias, los había perdido para siempre.

Ese 27 de Febrero estaba en Santiago, no viaje ese día viernes a Curico al cumpleaños de mi sobrino menor, y lo postergue para el sábado en la mañana. En la madrugada, estuve hablando con una amiga, Karla, y me aprestaba a dormir luego de grabarla un show en televisión. Había mucho calor, la luna llena acompañaba la noche estrellada.

Son las 03.34 am, un fuerte movimiento se percibe en todas direcciones, mi dormitorio parece una licuadora. Segundo después  el evento mayor e intenso. Todo se cae y apenas puedo sostenerme en la cama. Siento que el mundo se acaba y que todo llega a su fin.

Pasa lentamente el sismo, y abro el computador para conectarme a USGS. Se actualiza mientras aun tengo internet y electricidad. Veo la información, y se menciona preeliminarmente un fuerte Terremoto de M 8.8 con epicentro en las cercanías de Concepción, y con alerta de tsunami. Se corta la corriente e internet. Se viene lo peor para todos.

Una fuerte polvareda cubre a Santiago, se sienten gritos y llantos. Salgo a la calle para ver a los vecinos, y muchos impactados por lo que ocurrió, queriendo saber de otros, de sus familiares. Hablar por celular o teléfono era inútil. No había comunicación ni nada. Solo la radio operaba con baterías, y mediante ese medio, me entero minutos después que Chile había vivido un Terremoto desde Valparaiso hasta Temuco ( mas de 700 km).

La primera persona que me pude contactar, fue Karla. Son las 04.30 am, ha pasado una hora del terremoto. Empieza lentamente a llegar información en Radio Cooperativa y Bio Bio. Y surge un miedo horrible en ese momento. Informan que los primeros reportes indican que Curico y Talca estaban destruidas por el evento. Mi vida se detuvo y sentí lo peor. Mi familia y amigos, los había perdido para siempre. Una sensación extraña, de dolor y rabia, me cubría completamente. Quería a como diera lugar, irme a Curicó a saber de mi gente.

Son cerca de las cinco de la madrugada, y el primer Tsunami impacta las costas chilenas. USGS lo había informado en su primer boletín ( que ví en mi computador) pero que se desestimó por parte de las autoridades locales. La tragedia pasa a tener características apocalípticas para millones. Los primeros rayos de sol empiezan lentamente a surgir desde la cordillera. Las calles de Santiago aun con mucho polvo en suspensión y más información se establece de las zonas afectadas. Empiezo a ver como poder viajar a Curicó. De alguna manera tengo que saber de mi familia y mis amigos. cerca de las 7 am, la electricidad llega a casa, internet vuelve, y me conecto a las redes sociales para saber el estado del país. La tragedia es inmensa, y algunos amigos a la distancia empiezan a escribir desde otros países. Via Twitter contacto a algunos amigos, y otros que surgen en ese momento, y que hoy, 3 años después, seguimos siéndolo.

La información es horrenda, 3 Tsunamis devastaron las costas de la VII y VIII Regiones, más de 500 personas murieron esa madrugada. Surgen las primeras cadenas de ayuda entre los miles de chilenos. Es media mañana, y yo despierto toda la noche, preocupado y ansioso, buscando mas y mas información. Me contacto minutos después con otra amiga, Elsa, para que en Curicó vaya donde mi madre a ver como estaba y si había tenido daños en su casa. Hablo por teléfono con amigos acá en Santiago, al menos la red fija opera de buena manera. Se acerca el mediodía, y ya la televisión muestra la tragedia en su máximo esplendor, con la luz del día  se dimensiona el Terremoto. Edificios destruidos, ciudades costeras barridas, mucho dolor en las personas.

Cerca de las 2 de la tarde, hablo con otra amiga en Curicó, y puedo minutos más tarde, hablar con mis tías y enterarme que todos están bien y sin daños. Hablo ademas con mi madre y padre, y una satisfacción cubre mi vida, una alegría inmensa de saber que estaban bien, sanos y salvos. Es hora de viajar a Curico. Para ello, me contacto con algunos amigos y amigas, y empezamos a ver como lo hacemos horas más tarde.

Los días posteriores fueron duros, difíciles, y por sobre todo, tristes. Recorrí con amigos la Región del Maule. Estuve en la costa y sentí la tragedia en su máxima expresión. Ayudamos en todo lo que pudimos. Hubo muchas réplicas, pero jamás decayó la esperanza y la fuerza. Se destruyeron sueños, pero jamás la fuerza de una nación. Perdimos cosas materiales, pero nunca el orgullo de salir adelante, y reconstruir el alma y corazón, de millones de chilenos.

Gracias, a todos lo que ayudaron y colaboraron en ésta, la peor tragedia moderna que ha vivido Chile.

Anuncios

Autor: Carlos Ruz F.

Matemático UC. Profesor de Matemática e Incipiente Investigador en Educación. Coordinador General de Fundación Maule Scholar. Columnista en EduGlobal, El Quinto Poder y El Mostrador. Gestor en Resultados de Aprendizaje Activo. Áreas de Interés: Segregación, Mejora Escolar, Inclusión Educativa, Políticas Públicas, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s